Lisa la feminista

Los Simpson cumplen 30 años, como muchos millennials que hemos crecido con ellos. En contra de lo que creen otras generaciones, lo cierto es que nosotras tampoco hemos tenido muchos referentes feministas o simplemente femeninos.

Se pueden contar con los dedos de una mano: Kumba (la niña protagonista de Los Fruitis), la fantástica Punky Breuwster y Blossom. Mención aparte merece la inteligentísima Matilda de Roal Dalh. 

Entre todas ellas está Lisa, un referente del feminismo pop. Es probable que su compromiso con la igualdad no pase ningún baremo de clase o raza, ya que tras la aparente crítica a la sociedad norteamericana, Los Simpson esconden una gran condescendencia hacia su estilo de vida. Pero sea como sea, Lisa ha influenciado a tres generaciones gracias el altavoz que supone aparecer en prime time durante décadas. Ahí está ella, indiscutiblemente más inteligente que su hermano Bart y, sin embargo, menos protagonista. Lisa nos ha legado ejemplos fantásticos de cómo ser niña en el siglo XXI, y de las contradicciones a las que se enfrenta cualquier mujer de nuestra era.

En el capítulo «Lisa contra Stecy Malibú» vemos a una niña enfrentarse a una multinacional del juguete porque cuando por fin sale una versión parlante de la muñeca con la que lleva jugando toda la vida, ésta solo dice cosas como «a mí no me preguntes, sólo soy una chica». Para contrarrestar diseña una muñeca «con la sabiduría de Sor Juana Inés de la Cruz, la fuerza de espíritu de Helen Keller, la agudeza de Simone de Beauvoir, la inteligencia de Isabel I, y el cuerpo de Michelle Pfeiffer». Quiere llamarla «Minerva, como la diosa de la sabiduría» pero acaba bautizándola como «Lisa Corazón de León» porque tiene que tener tirón comercial. Aunque no llega a ser tan popular como como la sustituta de la Barbie, manda un mensaje claro a todas las niñas: «confía en ti misma y podrás conseguir lo que quieras».

Sin embargo, Lisa no siempre consigue lo que quiere. Es perfectamente consciente de que vive en un mundo hostil que no acepta sus valores. Por eso a veces flaquea y se deprime. Lisa no es popular y apenas tiene amigos. Aunque solo tiene ocho años, se siente insegura con su físico y no se ve guapa. Los hombres de su familia se devanan los sesos para animarla y, haciendo gala del nivel de inteligencia al que nos tienen acostumbrados, la consuelan a su manera; su hermano, tras dejar constancia de lo que le cuesta decírselo, le suelta «Lisa, no eres fea»; mientras, el pater familias la apunta a un concurso infantil de belleza. Aunque no gana, acaba heredando el trono tras el fallecimiento repentino de la reina. Su capacidad crítica y su compromiso ético le impiden ser la cara bonita a cualquier precio, y acaba estallando cuando le toca ser la imagen de una empresa tabacalera. Antes lista que bella. 

En el que probablemente sea el capítulo más revelador de la serie en lo que respecta al género, vemos a Lisa desesperada porque cree que una herencia genética la convertirá en una idiota. Al consultar el archivo familiar se da cuenta de que las personas de su familia pierden inteligencia con los años y, entristecida, se cuela en la televisión pública para mandar un mensaje a toda la sociedad: «cuiden su inteligencia, es lo más valioso que tienen». Su padre está decidido a sacarla del equívoco, así que llama a toda su familia para convencerla de que puede ser una triunfadora en el futuro: para desolación de Lisa, entre sus allegados solo hay estafadores de seguros, parados de larga duración y fracasados en general. Sin embargo Marge, la madre con el pelo azul más largo del mundo, le recuerda a Homer que solo le ha preguntado a los varones de la familia. Una vez más, tenemos a un varón imaginando que el masculino es el genérico universal. Es entonces cuando vemos aparecer a las mujeres, que se habían quedado en un segundo plano. Ellas son ingenieras, arquitectas o prestigiosas médicas. El gen de la imbecilidad solo afecta a los varones, y Lisa puede comprobarlo desde una edad temprana. Al fin y al cabo, vive con su hermano Bart.

Aunque Los Simpson es una serie que transcurre en un presente atemporal, en algunos capítulos vemos proyectado su futuro. En él Lisa suele tener dos opciones que se presentan como una disyuntiva desgarradora: o se casa con Milhouse (y entonces acaba como su madre, amando a un hombre que la hace infeliz y cuidando de un montón de hijos), o sigue sus intereses personales (y entonces llega a ser una famosa científica, o hasta presidenta de los Estados Unidos). Lo cierto es que Lisa siempre parece estar en una disyuntiva entre el amor y su carrera profesional.

Lo mismo le pasó a su madre. En muchos capítulos en los que nos muestran la vida de Marge y Homer cuando eran jóvenes, siempre vemos un mismo handicap: ella era una estudiante brillante, una joven con inquietudes políticas y directamente feminista. Pero por el camino se tropezó con Homer, y al enamorarse y quedarse embarazada, se retiró de la vida pública. Por el contrario, la serie deja claro que su marido es un incompetente y un bobo desde niño pero, a pesar de ello, conserva su trabajo y un estatus social acorde con el ciudadano medio estadounidense.

Marge Bouvier durante su juventud

Aunque a Marge le duela, Lisa no quiere parecerse a su madre. En otro capítulo que resulta una crítica frontal al conductismo, la hija se revela contra el resultado de un test de inteligencia que le asigna la futura profesión de ama de casa. Lisa quiere a su madre y parece ser la única de la familia que valora su trabajo, pero no quiere tener su misma vida. La nueva generación exige más.

Lisa es fabulosa incluso en sus contradicciones. Es sensible, inteligente y luchadora. Es feminista y actúa en consecuencia. Vindiquemos a nuestras referentes infantiles, aunque sean dibujos animados. 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s